Sunday, December 14, 2008

FOTOS DE DIANE ARBUS






Diane Nemerov nace en el seno de una adinerada familia judía de Nueva York. Es hermana del poeta Howard Nemerov. A los 14 años comienza su relación con Allan Arbus, con quien se casa cumplidos los 18 años. En los años cuarenta, el matrimonio se dedica a la fotografía de moda en revistas como Esquire, Vogue y Harper’s Bazaar. De 1955 a 1957, Diane Arbus toma clases con la fotógrafa austríaca Lisette Model, quien ejerce una gran influencia. En esa época, también, se divorcia de Allan. La década del sesenta fue la más productiva. Recorre los peligrosos barrios de Nueva York para seleccionar a los personajes que retrata, entre los que se encuentran enanos, nudistas y prostitutas. En 1967 realiza la exposición «New Documents», que la da a conocer al público mayoritario. Continua trabajando para revistas importantes retratando a celebridades como Norman Mailer, Mae West y Jorge Luis Borges. En 1971, después de una larga depresión, Diane Arbus se suicida. Un año más tarde su trabajo es seleccionado para participar en la Bienal de Venecia, siendo la primera fotógrafa estadounidense en ser seleccionada, y el MoMA de Nueva York organiza su primera gran retrospectiva.





Monday, October 13, 2008

LIBERTAD!!


Manera de vivir


'A los seis compañeros campesinos paraguayos, que en el día de hoy, lunes 6 de octubre del 2008, se encuentran en una cárcel argentina haciendo una huelga de hambre desde hace 51 dias'



"Desgraciadamente el dolor, crece en el mundo a cada rato,
crece a treinta minutos por segundo, paso a paso
"Cesar Vallejo

No hay otra manera de vivir me dije, le dije,
estoy partiendo con ellos, aunque sean
sólo ellos,
quienes parten verdaderamente.
Salgo a la calle con lo suficiente, abrigo, encendedor, el cuaderno de apuntes,
voy a encarar el resto de soledad, esos problemas de cualquier juglar
que se sirve de los poemas para subsistir el día.
Voy a tomar el tren, a complicarme con los desatinos de la familia,
a encontrar una película que concluya en sonrisa de niño.
Voy de un tiempo a esta parte preguntándolos,
me acostumbro a sus apellidos, como si los conociera de siempre.
Sigo siendo quien soy, con la flacura del amigo que ha perdido
su posibilidad, la posibilidad de compartir con ellos el espacio de la calle y de la tierra,
el surco y el litoral, el mercado popular de la frontera.
Estuve, estuve, les diría en poema de Tuñon,
estuve en esa peregrinación nocturna, casi loco, casi borracho, solo,
en los andenes de la selva, fui perplejo de su polvareda roja,
libre de tristeza, tras el orgullo de los anchicos,
el pombero y el gurí patudo, el humor de los tareferos y la madre ciega.

Estuve cerca de esa patria, casi ausente, quise decírtelo,
quise contarle a ellos.

Y entonces hoy el hambre me interrogó de cerca.
que pobre luz este país, que poca gente se preguntará porqué,
quien seré yo para responder lo justo.
La respuesta la tienen ellos, escribí en la calle,
no hay respuesta sin hambre, compañero.
No hay respuesta sin voluntades me dije.
Cada día,
Espero ese llamado, esa victoria lenta,
soy quien he sido, y por delante me sostienen ellos.
con la rabia de quien ha dejado de comer para siempre,
para que otros coman. Allí están,
con la templanza de quien entrega su existir
para que existan otros.
Con el orgullo de no ser, para matar de vergüenza a quienes matan.

Miguel Martinez

POEMA DE JORGE SPÍNDOLA


Jorge es un gran poeta de Trelew,hace pocos dias estuvo en Buenos Aires,y presentó su nuevo libro "JEREZ VOLCADO".

jerez volcado

te digo que soy viejo

yo era pez

un pez espada de perfil

siempre yéndose

yo era un pez espada

navegando adentro de una roca

mi mar es una piedra oscura.

cuando era pez

vivía en el cielo negro

de una piedra gaseosa

y había un túnel en el fondo

había un barco siempre lejos.

después me puse chico

niño de hombre

me puse a deshacer a pelotazos

el portón de la casa de mi abuela

le pegué tantas patadas

que le hice un agujero

y nos fuimos con mi perro

y hacía frío

afuera del agujero del portón

de la casa de la madre

que criaba pájaros y los soplaba

hacia el favor del viento.

resbalaba

yo resbalaba sobre calles escarchadas

con agujeros en los zapatos

mi perro caimán

lamía mi alma agujereada

se comía la tierra de mis uñas.

soy un hombre viejo

el viento ahora ronca

una vez quebró un poste de luz

delante de mis ojos

y cayeron los cables con pájaros

electrocutados

no había luz

eso fue cuando era niño de hombre

porque otra vez

yo andaba en el agua

y era una manzana salada

una manzana verde de mar

hecha polvo en el oleaje

espuma de manzana

lamiendo las orillas de la tierra.

te digo que soy un hombre viejo

cómo será ser nada

cómo será esa nada

que rodea nuestra vidas

soy viejo

ya lamí el himen fosforescente

ya soplé con tus pezones margaritas

ya deshojé la punta de tu leche

y he vuelto a dormir adentro de un ombligo

ya sé que para volar

hay que arrancarle la piel a una doncella.

dame un trago de jerez

y un beso

tus pies son delicados/

me los bebería de un solo trago.

y ahora la lluvia,

te digo que soy viejo,

la lluvia lava las mentiras

cae sobre los cementerios

y deja como nuevas las tumbas

y las cruces

la lluvia es buena para el pelo

la lluvia moja el mar en este instante

hacen el amor la lluvia con el mar?

nacen hijos de ese amor?

hombres de agua que calmarán la sed

que hay en este mundo?

ahora mismo soy un niño viejo

adentro de una piedra

mirando llover y llover

sobre el lomo de los siglos


no sé

Tuesday, September 16, 2008

Macedonio Fernandez



Amor se fué; mientras duró
de todo hizo placer.
Cuando se fué
Nada dejó que no doliera.

CREÍA YO
No a todo alcanza Amor, pues que no puedo
romper el gajo con que Muerte toca.
Mas poco Muerte puede
si en corazón de Amor su miedo muere.
Mas poco Muerte puede, pues no puede
entrar su miedo en pecho donde Amor.
Que Muerte rige a Vida; Amor a Muerte.

HAY UN MORIR
No me lleves a sombras de la muerte
Adonde se hará sombra mi vida,
Donde sólo se vive el haber sido.
No quiero el vivir del recuerdo.
Dame otros días como éstos de la vida.
Oh no tan pronto hagas
De mí un ausente
Y el ausente de mí.
¡Que no te lleves mi Hoy!
Quisiera estarme todavía en mí.

Hay un morir si de unos ojos
Se voltea la mirada de amor
Y queda sólo el mirar del vivir.
Es el mirar de sombras de la Muerte.
No es Muerte la libadora de mejillas,
Esto es Muerte. Olvido en ojos mirantes.

Monday, September 15, 2008

CESAR VALLEJO



LOS DESGRACIADOS
Ya va a venir el día; da
cuerda a tu brazo, búscate debajo
del colchón, vuelve a pararte
en tu cabeza, para andar derecho.
Ya va a venir el día, ponte el saco.

Ya va a venir el día; ten
fuerte en la mano a tu intestino grande, reflexiona
antes de meditar, pues es horrible
cuando le cae a uno la desgracia
y se le cae a uno a fondo el diente.

Necesitas comer, pero, me digo,
no tengas pena, que no es de pobres
la pena, el sollozar junto a su tumba;
remiéndate, recuerda,
confía en tu hilo blanco, fuma, pasa lista
a tu cadena y guárdala detrás de tu retrato.
Ya va a venir el día, ponte el alma.
Ya va a venir el día; pasan,
han abierto en el hotel un ojo,
azotándolo, dándole con un espejo tuyo...
¿Tiemblas? Es el estado remoto de la frente
y la nación reciente del estómago.
Roncan aún... ¡Qué universo se lleva este ronquido!
¡Cómo quedan tus poros, enjuiciándolo!
¡Con cuántos doses ¡ay! estás tan solo!
Ya va a venir el día, ponte el sueño.

Ya va a venir el día, repito
por el órgano oral de tu silencio
y urge tomar la izquierda con el hambre
y tomar la derecha con la sed; de todos modos,
abstente de ser pobre con los ricos,
atiza
tu frío, porque en él se integra mi calor, amada víctima.
Ya va a venir el día, ponte el cuerpo.

Ya va a venir el día;
la mañana, la mar, el meteoro, van
en pos de tu cansancio, con banderas,
y, por tu orgullo clásico, las hienas
cuentan sus pasos al compás del asno,
la panadera piensa en ti,
el carnicero piensa en ti, palpando
el hacha en que están presos
el acero y el hierro y el metal; jamás olvides
que durante la misa no hay amigos.
Ya va a venir el día, ponte el sol.

Ya viene el día; dobla
el aliento, triplica
tu bondad rencorosa
y da codos al miedo, nexo y énfasis,
pues tú, como se observa en tu entrepierna y siendo
el malo ¡ay! inmortal,
has soñado esta noche que vivías
de nada y morías de todo...

IDILIO MUERTO
Qué estará haciendo esta hora mi andina y dulce Rita de junco y capulí;
ahora que me asfixia Bizancio, y que dormita
la sangre, como flojo cognac, dentro de mí.

Dónde estarán sus manos que en actitud contrita
planchaban en las tardes blancuras por venir;
ahora, en esta lluvia que me quita
las ganas de vivir.

Qué será de su falda de franela; de sus
afanes; de su andar;
de su sabor a cañas de mayo del lugar.

Ha de estarse a la puerta mirando algún celaje,
y al fin dirá temblando: «Qué frío hay... Jesús!»
y llorará en las tejas un pájaro salvaje.

PIEDRA NEGRA SOBRE UNA PIEDRA BLANCA
Me moriré en París con aguacero,
un día del cual tengo ya el recuerdo.
Me moriré en París -y no me corro-
tal vez un jueves, como es hoy, de otoño.

Jueves será, porque hoy, jueves, que proso
estos versos, los húmeros me he puesto
a la mala y, jamás como hoy, me he vuelto,
con todo mi camino, a verme solo.

César Vallejo ha muerto, le pegaban
todos sin que él les haga nada;
le daban duro con un palo y duro

también con una soga; son testigos
los días jueves y los huesos húmeros,
la soledad, la lluvia, los caminos...

LOS HERALDOS NEGROS
Hay golpes en la vida, tan fuertes... Yo no sé
Golpes como del odio de Dios; como si ante ellos,
la resaca de todo lo sufrido
se empozara en el alma... Yo no sé

Son pocos; pero son... Abren zanjas oscuras
en el rostro más fiero y en el lomo más fuerte.
Serán tal vez los potros de bárbaros atilas;
o los heraldos negros que nos manda la muerte.

Son las caídas hondas de los Cristos del alma,
de alguna fe adorable que el Destino blasfema.
Esos golpes sangrientos son las crepitaciones
de algún pan que en la puerta del horno se nos quema.

Y el hombre... Pobre... pobre Vuelve los ojos, como
cuando por sobre el hombro nos llama una palmada;
vuelve los ojos locos, y todo lo vivido
se empoza, como un charco de culpa, en la mirada.

Hay golpes en la vida, tan fuertes ... Yo no sé

Thursday, August 21, 2008

COMENTARIO

El siguiente comentario es un de un gran amigo escritor y periodista. Lo envió como un "comentario" a los poemas de Bukowski publicados aqui anteriormente.Creo que vale la pena ubicarlo juntito al gran escritor HANK y compartirlo con ustedes..(y envien comentarios por favor,no sean ingratos!!)

" La primera vez que leí a bukowski era de noche. había comprado hollywood a 5 pesos en avenida corrientes. volví a mi piecita de 8 pesos el día en Congreso.leí hasta que amaneció. cerré el libro. me quedé mirando la tapa varios minutos (una foto de hank con una botella). ¿por qué nadie me había hablado de él antes?. bajé a la calle. me senté en el cordón, sonriendo. una extraña luz envolvía la somnolencia gris de la ciudad. una luz que no venía ni del sol ni de los carteles de neón. una luz que me acompañaría por el resto de la vida. me reí a carcajadas (puedo asegurar que no había un solo motivo en mi vida para reír entonces). pasé el resto de la mañana pensando en que sería bueno intentar escribir algo. Y ando pensando en eso desde aquella mañana, confiando en que sólo así mitigamos la condición miserable que cargamos al pertenecer a esta especie.
gracias miguel, todavía la luz está ahí, a pesar de todo."

Sergio Alvez

Monday, August 18, 2008

ERA HORA: CHARLES BUKOWSKI

Se supone que este espacio está dedicado a los poetas desconocidos u olvidados.
Creo y no creo que este sea el caso.Por las dudas lo publico aqui..y ustedes dirán. El que faltaba en la lista: Charles Bukowski
(ah!y va dedicado a un seguidor del blog,a mi amigo Sergio Alvez)


la historia de un sufrido hijo de puta

una noche llegó piel y huesos a mi puerta, mojado apaleado
temeroso
era un gato blanco bizco rabón
lo dejé entrar lo alimenté fue uno más en la casa
desarrolló hacia mí cierta cariñosa confianza
hasta que un buen día un conocido,
estacionando en mi cochera
pasó con su auto por encima del gato blanco bizco rabón
de inmediato llevé lo que quedaba de él a un veterinario que dijo:
"no hay mucho para hacer…dale estas pastillas… su espinazo
está aplastado, pero fue aplastado anteriormente y de algún modo
logró sanar, si sobrevive no volverá a caminar, mirá
estas radiografías, le metieron un escopetazo,
mirá estos puntos oscuros
son perdigones enquistados…además, alguna vez tuvo una cola
y alguien se la cortó…
me llevé el gato a casa, era un verano caliente, uno
de los más calientes en décadas, puse al gato en el piso del baño,
le serví agua, sus pastillas, no deseaba comer ni beber agua,
yo sumergía mi dedo en el agua, le humedecía la boca el hocico
y le hablaba, ese verano no fui a ningún lado, pasé muchos días
de ese verano en el baño hablándole, acariciándolo suavemente,
él me miraba con esos ojos que se le entrecruzaban
mientras tanto pasaban los días,
una tarde realizó su primer movimiento
arrastrándose con sus patas delanteras
(las traseras no querían moverse)
llegó hasta el rincón donde yo había preparado su cama
se arrastró un poco más y se dejo caer en ella,
fue para mí como el sonido de un clarín presagiando la victoria posible
aturdiendo el baño, desparramándose por la ciudad, yo
le conté entonces a ese gato -que la había pasado mal también, no tan mal,
pero bastante mal…
una mañana se irguió, se paró sobre sus patas, cayendo luego de espaldas,
me observaba mansamente.
"lo podés hacer" le dije.
él insistió, se levantaba y volvía a caer, una y otra vez,
finalmente
caminó unos pocos pasos, era la viva imagen de un borracho
sus patas se negaban a obedecerle, cayó nuevamente, descansó
y nuevamente se levantó.
ustedes conocen el resto de la historia: está mejor que nunca,
bizco casi sin dientes, pero ha recuperado su gracia, y esa mirada
de sus ojos, pícara, no lo ha abandonado…

algunas veces me hacen entrevistas, ellos desean saber
de mi vida, de mi literatura,
yo me emborracho, alzo en brazos a mi gato
bizco, herido de bala, atropellado dos veces, rabón
y digo: "miren, miren esto!!!"

ellos no entienden nada, insisto, nada de nada, preguntan
algo por el estilo de: " "reconoce usted influencias de Celine?".
"no", levanto mi gato, "por lo que sucede, con cosas
como esta, como esta !!!".

sacudo a mi gato, lo llevo
hacia la luz brumosa por el humo y el alcohol, está relajado, él sabe…

este es el momento en que la entrevista finaliza
a veces me siento orgulloso cuando miro las fotografías
ahí estoy yo, ahí está mi gato, hemos sido
retratados juntos
él también comprende que son boludeces, pero que de alguna manera te ayudan.




Eres una bestia, me dijo ella
con tu blanca panzota
y esos pies peludos.
nunca te cortas las uñas
y tienes manos regordetas
zarpas como de gato
tu narizota colorada y brillosa
y los huevos más grandes
que he visto nunca.
arrojas esperma como una
ballena arroja agua por
el agujero de su espalda

Bestia bestia bestia
me besa,
Qué quieres para el
desayuno?

CONFESION
Esperando a la muerte
como a un gato
que saltará sobre la
cama

estoy muy afligido por
mi esposa

ella verá este
tieso
blanco
cuerpo
lo sacudirá una vez, quizás
de nuevo

“Hank!”

Hank no
responderá

no es mi muerte lo que
me preocupa, es mi esposa
abandonada con este
montón
de nada.

quiero
hacerle saber
sin embargo
que todas las noches
durmiendo
a su lado

incluso los más triviales
argumentos
fueron cosas
siempre espléndidas


y las difíciles
palabras
que siempre temí
decir
pueden ser
dichas ahora:

Te
amo.

BIEN, ASI ES LA COSA..
A veces cuando todo parece ir de mal
en peor
cuando todo conspira
y corroe
y las horas, días, semanas
años
parecen desperdiciados-
tendido sobre mi cama
en la oscuridad
mirando hacia el techo
concibo lo que muchos considerarán un
detestable pensamaiento:
aún es agradable ser Bukowski.

SÉ BUENO
Siempre se nos pide
entender el punto de vista de otra persona
sin importar
cuán anticuado
tonto
o
detestable sea.

se nos pide
ver
su más completo error
su vida desperdiciada
con
benevolencia,
especialmente
si son
ancianos.

pero la edad es la suma
de nuestro quehacer.
ellos han envejecido
equivocadamente
porque han vivido
fuera de foco,
se han rehusado a
ver.
que no es su culpa?

de quién entonces?

mía?

se me pide ocultar
mi punto de vista
de ellos
por miedo a su
miedo.

la edad no es un crimen

pero la vergüenza
de una vida
desperdiciada
deliberadamente

entre tantas
vidas
desperdiciadas
deliberadamente

sí lo es.

Consejo amistoso a un monton de jovenes
Vayan al Tibet.
Monten en camello.
Lean la biblia.
Tiñan sus zapatos de azul.
Dejense la barba.
Den la vuelta al mundo en una
Canoa de papel.
Suscribanse al Saturday Evening
Post.
Mastiquen sólo por el lado izquierdo
De la boca.
Casénse con una mujer que tenga
Una sola pierna y afeitense con
Navaja.
Y graben sus nombres en el
Brazo de ella.
Lavense los dientes con gasolina.
Duerman todo el día y trepen a los
Árboles por la noche.
Sean monjes y beban perdigones y
Cerveza.
Mantengan la cabeza bajo el agua y
Toquen el violín.
Bailen la danza del vientre delante
De velas rosas.
Maten a su perro.
Presentense al Alcalde.
Vivan en un barril.
Partanse la cabeza con un hacha.
Planten tulipanes bajo la lluvia.
Pero no escriban poesía.

Thursday, August 14, 2008

Con ustedes..Jaime Sabines


(Estoy seguro que a mis amigas Caro y Vicki les va a gustar..para ellas)

Jaime Sabines Gutiérrez (Tuxtla Gutiérrez, Chiapas; 25 de marzo de 1926 - Ciudad de México; 19 de marzo de 1999). Fue un poeta y escritor mexicano.Hijo de Julio Sabines, quien emigró del Líbano en 1902. Don Julio llegó a Chiapas en 1914, ahí conoció a Doña Luz Gutiérrez, hija de una familia burguesa de la zona y posteriormente madre de Jaime.
Sabines tuvo una infancia normal, fue jugador de trompo, canicas y basquetbol. Declamador desde la primaria,y formalmente en la secundaria.
En 1945 viaja a la Ciudad de México para estudiar medicina. Luego de tres años decide abandonarlo todo y volver a Chiapas donde trabajaría un tiempo en la carpinteria de su hermano y se dedicaría definitivamente a escribir
En 1953 se casó con Josefa Rodríguez Zebadúa con quien tuvo cuatro hijos: Julio, Julieta, Judith y Jazmín.
Falleció el 19 de marzo de 1999 en la Ciudad de México, víctima de cáncer, a la edad de 72 años.
Era conocido como "El francotirador de la literatura" por pertenecer a un grupo que agitaba poemas en la calle. Jaime se hacia presente con sus declamaciones en diversos lugares cotidianos como la calle, hospitales, patios, etcétera..
Entre sus obras se destacan "tarumba","Adan y Eva","Yuria", etc.

CUANDO ESTUVE EN EL MAR ERA MARINO....
Cuando estuve en el mar era marino
este dolor sin prisas.
Dame ahora tu boca:
me la quiero comer con tu sonrisa.

Cuando estuve en el cielo era celeste
este dolor urgente.
Dame ahora tu alma:
quiero clavarle el diente.

No me des nada, amor, no me des nada:
yo te tomo en el viento,
te tomo del arroyo de la sombra,
del giro de la luz y del silencio,

de la piel de las cosas
y de la sangre con que subo al tiempo.
Tú eres un surtidor aunque no quieras
y yo soy el sediento.

No me hables, si quieres, no me toques,
no me conozcas más, yo ya no existo.
Yo soy sólo la vida que te acosa
y tú eres la muerte que resisto

LOS AMOROSOS
Los amorosos callan.
El amor es el silencio más fino,
el más tembloroso, el más insoportable.
Los amorosos buscan,
los amorosos son los que abandonan,
son los que cambian, los que olvidan.

Su corazón les dice que nunca han de encontrar,
no encuentran, buscan.
Los amorosos andan como locos
porque están solos, solos, solos,
entregándose, dándose a cada rato,
llorando porque no salvan al amor.

Les preocupa el amor. Los amorosos
viven al día, no pueden hacer más, no saben.
Siempre se están yendo,
siempre, hacia alguna parte.
Esperan,
no esperan nada, pero esperan.

Saben que nunca han de encontrar.
El amor es la prórroga perpetua,
siempre el paso siguiente, el otro, el otro.
Los amorosos son los insaciables,
los que siempre -¡que bueno!- han de estar solos.
Los amorosos son la hidra del cuento.

Tienen serpientes en lugar de brazos.
Las venas del cuello se les hinchan
también como serpientes para asfixiarlos.
Los amorosos no pueden dormir
porque si se duermen se los comen los gusanos.
En la oscuridad abren los ojos
y les cae en ellos el espanto.
Encuentran alacranes bajo la sábana
y su cama flota como sobre un lago.

Los amorosos son locos, sólo locos,
sin Dios y sin diablo.
Los amorosos salen de sus cuevas
temblorosos, hambrientos,
a cazar fantasmas.
Se ríen de las gentes que lo saben todo,
de las que aman a perpetuidad, verídicamente,
de las que creen en el amor
como una lámpara de inagotable aceite.

Los amorosos juegan a coger el agua,
a tatuar el humo, a no irse.
Juegan el largo, el triste juego del amor.
Nadie ha de resignarse.
Dicen que nadie ha de resignarse.
Los amorosos se avergüenzan de toda conformación.
Vacíos, pero vacíos de una a otra costilla,
la muerte les fermenta detrás de los ojos,
y ellos caminan, lloran hasta la madrugada
en que trenes y gallos se despiden dolorosamente.

Les llega a veces un olor a tierra recién nacida,
a mujeres que duermen con la mano en el sexo,
complacidas,
a arroyos de agua tierna y a cocinas.
Los amorosos se ponen a cantar entre labios
una canción no aprendida,
y se van llorando, llorando,
la hermosa vida

MI CORAZÓN ME RECUERDA QUE HE DE LLORAR...
Mi corazón me recuerda que he de llorar
por el tiempo que se ha ido, por el que se va.
Agua del tiempo que corre, muerte abajo,
tumba abajo, no volverá.
Me muero todos los días
sin darme cuenta, y está
mi cuerpo girando
en la palma de la muerte
como un trompo de verdad.
Hilo de mi sangre, ¿quién te enrollará?
Agua soy que tiene cuerpo,
la tierra la beberá.
Fuego soy, aire compacto,
no he de durar .
El viento sobre la tierra
tumba muertos, sobre el mar,
los siembra en hoyos de arena,
les echa cal.
Yo soy el tiempo que pasa,
es mi muerte la que va
en los relojes andando hacia atrás.

JUAN L ORTIZ, EL MAS GRANDE!!



Juan Laurentino Ortiz, poeta argentino (11 de junio de 1896 - 2 de setiembre de 1978). Nació en Puerto Ruíz, en la provincia mesopotámica de Entre Ríos, y pasó su infancia en las selvas de Montiel, un paisaje que marcó su poesía para siempre.
Realizó estudios de Filosofía y vivió un corto tiempo en Buenos Aires. Allí participó de la bohemia literaria de los años 20. Volvió pronto a su provincia. Aunque integró movimientos políticos, entre otros un comité de solidaridad con la República durante la guerra civil que dividió a España en los años 30, vivió aislado del ambiente cultural de la capital argentina; sólo viajó una vez al exterior, invitado por el gobierno de China comunista.
Los simbolistas franceses y la poesía oriental influyeron en su obra, caracterizada por la delicadeza y la disposición contemplativa, que alude siempre al río, los árboles, las inundaciones, los cambios climáticos, sin eludir la historia social de su provincia natal (sede de importantes frigoríficos desde comienzos del siglo XX).
Ortiz murió en la ciudad de Paraná.Antes escribió:
No olvidéis que la poesía, / si la pura sensitiva o la ineludible sensitiva, / es asimismo, o acaso sobre todo, la intemperie sin fin, / cruzada o crucificada, si queréis, por los llamados sin fin / y tendida humildemente, humildemente, para el invento del amor...

A LA ORILLA DEL RÍO...A la orilla del río

un niño solo
con su perro.
A la orilla del río
dos soledades
tímidas,
que se abrazan.

¿Qué mar oscuro,
qué mar oscuro,
los rodea,
cuando el agua es de cielo
que llega danzando
hasta las gramillas?
A la orilla del río
dos vidas solas,
que se abrazan.
Solos, solos, quedaron
cerca del rancho.
La madre fue por algo.
El mundo era una crecida
nocturna.
¿Por qué el hambre y las piedras
y las palabras duras?
Y había enredaderas
que se miraban,
y sombras de sauces,
que se iban,
y ramas que quedaban...

Solos de pronto, solos,
ante la extraña noche
que subía, y los rodeaba:
del vago, del profundo
terror igual,
surgió el desesperado
anhelo de un calor
que los flotara.

A la orilla del río
dos soledades puras
confundidas
sobre una isla efímera
de amor desesperado.

El animal temblaba.
¿De qué alegría
temblaba?
El niño casi lloraba.
¿De qué alegría
casi lloraba?

A la orilla del río
un niño solo
con su perro.


Dios se desnuda en la lluvia...

Dios se desnuda en la lluvia
como una caricia
innumerable.
Cantan los pájaros entre la lluvia.
Las plantas bailan de alegría mojada.

La tierra
como una hembra
se disuelve en los dedos penetrantes
con una palidez de mil ojos desmayados.

Camino bajo la lluvia, todo mojado, cantando,
hacia mirajes que huyen en un rumoroso sueño.

¡Lluvia, lluvia!
Desnudez del dios
primaveral,
que baja danzando, danzando,
a fecundar la amada
toda abierta de espera, quebrada ya de ardor
amarillo y largo.

FUI AL RÍO...

Fui al río, y lo sentía
cerca de mí, enfrente de mí.
Las ramas tenían voces
que no llegaban hasta mí.
La corriente decía
cosas que no entendía.
Me angustiaba casi.
Quería comprenderlo,
sentir qué decía el cielo vago y pálido en él
con sus primeras sílabas alargadas,
pero no podía.

Regresaba
-¿Era yo el que regresaba?-
en la angustia vaga
de sentirme solo entre las cosas últimas y secretas.
De pronto sentí el río en mí,
corría en mí
con sus orillas trémulas de señas,
con sus hondos reflejos apenas estrellados.
Corría el río en mí con sus ramajes.
Era yo un río en el anochecer,
y suspiraban en mí los árboles,
y el sendero y las hierbas se apagaban en mí.
Me atravesaba un río, me atravesaba un río!


ELLA...

Ella anuda hilos entre los hombres
y lleva de aquí para allá la mariposa profunda
-ala del paisaje y del alma de un país, con su polen...

Ella hace sensible el clima de los días, con su color y su
perfume...
a su pesar, muchas veces, como bajo un destino.
Testimonio involuntario, ella,
de un cierto estado de espíritu, de un cierto estado de las cosas,
en que la circunstancia da su hálito. ..

Pero se dirige siempre a un testigo invisible,
jugando naturalmente con la tierra y el ángel,
el infinito a su lado y el presente en el confín...

Mas es el don absoluto, y la ternura,
ella que es también el término supremo y la última esencia
con las melodías de los sentidos y los símbolos y las visiones y
los latidos
para el encuentro en los abismos...

Mas tiene cargo de almas, y es la comunicación,
el traspaso del ser, "como se da una flor", en el nivel de los
niños,
más allá de sí misma, en el olvido puro de ella misma...

Y no busca nunca, no, ella...
espera, espera toda desnuda, con la lámpara en la mano,
en el centro mismo de la noche...

Tuesday, July 29, 2008

JUAN OCTAVIO PRENZ



Balada de la vaca madrina

Mi padre trabajaba en el frigorifico Armour de Berisso.
Allí, lo dije ya, dejó su juventud y sus huesos.

Nunca hablé de su frustrado crimen.

En las sobremesas nocturnas me contaba de la vaca madrina.
Siempre al frente, oronda y feliz, conducía a las demás a
la muerte.
Una vez que el largo cortejo arribaba al final del brete,la
vaca madrina hacía un giro a la derecha y regresaba.
Sana y salva por otro brete.
Las victimas seccionadas con esmero, terminaban
despues de un largo proceso en forma de salame o
sobre una parrilla o...

¿Has visto alguna vez los ojos de una vaca?,me preguntó
un dia mi padre.
En tantos años de trabajo era imposible no terminar
enamorado de las vacas.

Cuando llegó el momento del sacrificio, mi padre, por
justicia o por piedad (¿quien lo sabe?)pidió ser el
verdugo.
Y le dieron la cuchilla de mejor acero.

Cuenta que le miró los ojos y que nunca supo si le
hubiera dado o no la cuchillada definitiva, porque así
como así, la vaca madrina bajó los parpados y

se derrumbó para siempre a sus pies.


VIGILIA

Es fácil con el largo vino perder la cabeza y la memoria,
recuperar con el largo vino la cabeza y la memoria
inexistentes.
Es fácil la ausencia, el arrebato, el olvido.

Y qué no decir de los cuerpos que inventa el vino o la
oscuridad, Naturalmente, menos cuerpo y menos
invento que la piel que te espera.

Hay que hacer el amor con los ojos bien abiertos.


(Cuaderno de Bitágora)

Quiero explicarte el mundo para calmar tus lágrimas.

En alguna hora del día tu vuelas y el ave se arrastra
y como peces nadan los hombres.

En otra hora tú nadas como un pezmientras las aves
caminan y los hombres vuelan.

En otra hora del dá los hombres se arrastran, revolotean
los peces y tú caminas.

¿Te lo repito?

Thursday, July 17, 2008

ULTIMOS POEMAS por Miguel Martinez


Un dia de Sol.

No hay luz en el vericueto del habla, es un recoveco con un diablo de sangre y hueso.

Toda la tierra cuenta conmigo para insistir en su bicicleta de arena.

No hay con quien mirarse hoy

....

( Quiero llegar a los disfraces.
No encuentro la llave, el encendedor, el baul, el tacto, no consigo el dinero, el mail, el numero, el artefacto,
el cuarto, no me importa si es lunes, martes, amigo, vecino, mujer quien golpea la puerta, no siento el barullo, el impacto, nada.

Solo una rodaja del desierto que alquilo.

Solo un resto de saliva y sal,
que ya no besa)

....

El ancla de oro guarda un latido de los amigos de la casa,
hay una mesa de billar,
los vasos se quiebran con un grito de gol.

Eras una cita muchos años atras,
y te reias.

No tenias motivos aun para olvidarme.

....

( Porque lo dices. Que no hay manera conmigo que no hay correspondencia que no hay con que pagar no hay
sobremesa despues de la vida no hay muerte que despertandose no me halle. Cuanto
me muero cuanto me desalojo con que poca espina me quito la soledad era de limpiarseme la cara con toda la verguenza de la contracara era
de ganarme este pedazo de liturgia con una aguja de cuerpo entero era de curvarme con el noble terruño que terminara en el mar)

....

"parì mi ser infinito pero me arranque a golpes de mi" Fernando Pessoa

La soledad no es posible bajo las cartas del cielo.
Con los pedazos de la muerte vamos a actuar otra vez.

Es el cielo una carta del ausente.

Mi hijo era en el laberinto un relampago de sangre.

asi lo imaginaba.

Un venturoso paisaje al borde del corazon.
....

El sueño es una cruz,
tiene sombra de criatura.

Aprendiò a saludar, a ser amable, a querer.
Creciò, hizo el amor, y solo

y precipitado
se callò la vida para siempre.
...

Gato Encerrado. Sera esta tu ultima vez.
vamos a soltarte con tus seis años de vida para que no vuelvas a decir barbaridades.
Voy a liberarte de mi sombra. Voy empequeñecer tu voz. Voy a matarte.
Me libro de vos, de tu pellejo, me libro escrito por mi sangre en el entretejido,
te odio con amor, soy tu pezuña fragil, y te peino con mi ceguera para siempre.

...

too much

...

www.el demonio trabajoso yo mucho fin planto escribas yo mucho calor experto trampa yo tanta soledad
extraño senda vos de mucho trajinar te volves sola/

...

& con esta remendada estampa bailo por la noche un tango de modesta ternura y no le gusta nunca le gusta

...

Bailen todos compañeros.

...

El piano me libre de la noche que voy a vivir. El conejo que soy se consuela con la sed, no hay donde comprar vino, no hay como conseguirlo,
quisiera ir al north beach, quisiera ir a san telmo, quisiera ir a neuquen, quisiera y quisiera,
pero siempre es mas dificil para un conejo atrapado entre tus sabanas

...

Desierto yo

...

Valgame la pena decirlo:

Cuando estabas en tu hamaca recostada
daban ganas de besarte de odio.

...

Preciosa calaveras
Incierta penas
Rota calandrias
Envuelta Suna

en los ojos que le pertenecen a mi porvenir.

...

La fotografia es el arte que congela la vida y la muerte.

Alli estabamos todos.

Siempre como siempre.

Jovenes, lindos, felices, desencantados, moribundos, golpeados.

Dabas con el dedo en el alma de cada uno de nosotros, te perteneciamos por un instante.
Nos acorralabas despues en el album, nos desordenabas la epoca.
Nos mandabas a dormir.
En el medio aparecian arboles, hocicos, vasos repletos de vino, chacareras.

La unica que no aparece sos vos.
Y ahora
no hay con que mirarte.

...
Ahora

no se me ocurre nada para decirte.

Mas bien estoy pensando en Dante, que mañana tengo que trabajar con el.
Monica dice que me deje de joder, que es mejor escuchar a Luca.
Ulises no sabe lo que es un cine, pero si no come no hay cine
(ademas dice que quiere ser poeta, y estamos en problemas)
Carla dice que soy un buen amigo.
Mi vieja piensa mandarme una caja llena de poemas.
Y carlos, el poeta, me va a mandar al carajo.
Felipe y Marcelo ¿encontraran finalmente los calzoncillos de john william cooke?

Y pienso
en la hernia de sacha, en el desconcierto de chispa,
en la colifata de Lucelly, en la dignidad de la galle entre rejas,

y lo unico que se me ocurre para decirte es que es una lastima que
no estes aqui
y nos perdamos juntos.

...

Esto es el fin.
La campera me regala un cigarrillo.
La estufa una noche.
El poema una vigilia.
La copa un vacio.
El televisor un carajo.
El pasado mi vida
Tu numero de telefono un peligro.

...

Un parlante del corazon se hizo trizas
da un poco de gracia verte tan ofendida.
Da mucha pena verte tan bien acompañada.
Da mucha serenidad saber que uno muere despues de todo.

...

Ahora solo resta decir lo que nadie quiere ni puede decir,
pero eso està demàs

cuando se le gana a la noche otro poema.

...

No querras venir ahora a divertirte?

...

Inutil
Inutil?

...

"me muero todos los dias sin darme cuenta" (Jaime Sabines)

...

Para las navidades totalmente borracho y agresivo.
Para el baile un tronco de marmol.
Para las matematicas un poeta dormido.
Para los oficios un escarbadiente.
Para los viajes un enfermo.
Para los parientes un alcoholico.
Para los amigos un aprendiz, del alma.
Para la abuela un chocolate en rama.
Para la cana un meon.
Para dios un estafador.
para los vecinos un hijo de la chingada.
Para tu corazon
perdon
¿para tu corazon?

...

Estoy hablando en serio

...

"Me reparti para siempre" (Descocida)
...

A esta altura debe ser todo muy gracioso.
Tanto como discepolo.
O Erdosain(ni siquiera con esa grandeza de lenguaje).
Pero no importa,
lo mejor que hago es pensarte, hacer años.
Aprender a cocinar para cuando vengas.

...

"Aparte de eso guardo en mi, todos los sueños del mundo" (uy como jode este con Pessoa).

...

Sueño, y no sera suficiente.

Quiero, y sera demasiado.

Muero, y el sueño nos sonreira.

.....................................................................................
otros poemas...

NOSOTROS
Lo que fuimos.
Paleolíticos.
Aprendimos a pescar.
Cazamos algo para comer.
El fuego se hizo en nuestras manos.
Tuvimos familia, nos dijeron
Quien era el rey, el virrey, el patrón.
Más tarde nos enseñaron la maquina.

Magros salarios compañero,
hubo que hacer la revolución, organizarse,
adoctrinarse.

Hubo despidos, desalojo, cesantías, arrestos.
Desaparecimos..

Los gringos admiraban el Grannma por TV,
se recluyeron con popcorns, hotdogs, morfina, demerol,
heroína, palfium, dolofina, lsd6,
todo lo que fuese posible para no ir a la guerra.
Los japoneses aprendieron a bailar tango y a recorrer el mundo
Con Nikon y sushis.

Los maras salvatruchos se la ingeniaron
para extrangular ex guerrilleros y políticos de turno;

y por aquí, ya se sabe
Tras la medianoche del derecho humano,
comemos facturas de ayer,
y nos sobran cincuenta centavos,
que no serán suficientes para dar la vuelta al mundo en ochenta días.


MI CASA
“Pintada está mi casa,
Del color de las grandes pasiones y desgracias”
Miguel Hernández


Miren mi casa vacía.
Poco y nada lo queda en ella.

Mucha pared,
alguna estantería de la que nunca quise participar, alfileres,
una salamandra,
tal vez haya quedado eso sí, un llavero incomparable al frío,
Y un sombrero con el que siempre quise bailar.

(si pudiera verla le preguntaría por el perro,
si se lo llevó con ella.
No le diría nunca que mañana
voy a vender revistas muy temprano,
aunque sea mentira)

Es imposible llegar hasta mi casa.
Vacía como está no guarda una sola ranura para mi.
No encontraría mi cama, ni la vez que estuve muy enfermo,
ni el agua, ni su vertiente pequeña.

Sepan comprender que hay una casa en el monte,
que una mujer y un hombre la habitaron,
y que nunca fué suficiente la luz.
para ellos.



LO DEMAS

La chance, la oportunidad, la suerte y lo demás.
Progreso, ascenso, carrera y lo demás.
Uno y lo demás.
Uno fuera de lo demás.
Sólo uno y uno
Solo.

No hay nadie bajo la mesa
que me diga lo correcto,
solo piedras multiformes que alguna vez fueron medias
y un súper ranking de insectos
de toda clase social.

Escribo como un satélite destartalado.
A veces sí. A veces no.

A nadie le hace gracia este desinfectante que le inyectaron a muchos amigos.
Con un lenguaje a mano
se las arreglan para sobrevivir.

Y yo, que no puedo con el frío, con el calor,
con haber escrito tan poco para esta ocasión tan especial.
Les guardo un poco de suerte
en la maleta, en la chaqueta, en la solapa,
y me callo la boca
con papeles de diario,
a resguardo de las historietas.

DEL CULO
A algunos tipos no les alcanza
con tener un agujero en el culo.
prefieren tener dos;
y alternarlos.

Para cagar mejor al resto de la gente claro.



EQUIVOCADO
Con ese video clip es poco lo que podemos hacer.
Es poco lo que podemos hacer con ese 3 a 1, con esa geografía de andamios.
Es poco lo que podemos hacer.
He querido irme;
Y es tan poco lo que puedo hacer con irme, ó con quedarme.

Han cerrado las puertas, atracándolas,
con vendedoras y registradoras,
con un mal estímulo de gaseosas diet.

Miro los parabrisas, por no mirar otra cosa.
Tal vez hay alguien ahí adentro,
Esperando, cogiendo, golpeando.
Reza, seguro que reza, mi dios,
me hago un nudo en el estómago, entro
en el juego de los relojes, los ceniceros y las cucharitas.

Miren,
miren,
estamos en el álbum de fotos,
no falta nadie.

De vez en cuando alguien llama por teléfono
le da equivocado?
siempre le dará equivocado.

Digan Whisky.

LA ROSA PURPURA DE LA SHELL

La canciòn habla de un tiburòn
pero en el video muestran un caballo.

Hablan de un rey
y baila un borracho configurado.

Es el Rey tiburon
me dicen.

Nunca imaginè que un rey, un borracho, un caballo
y un tiburòn
podian ganarme de mano.

Despues,
un hombre de color con bolas de cristal,
mechado con la primicia de un tiroteo en un ciber de Lomas.

A esta altura estoy convencido
que el aire acondicionado despide una droga muy fuerte que no me permite
salir de la pantalla

SALVADOR "LOLE" GARCIA


Lole es escritor, fotografo, antropologo y sobre todo un gran amigo para todos quienes lo conocemos, naciò en Argentina pero viviò la mayor parte de su vida en Nicaragua, pais al que arribaron sus padres luego del exilio del 76.
Volviò a Argentina en los noventa, se quedò unos años, formò parte de la agrupaciòn H.I.J.O.S,donde muchos de nosotros lo conocimos, y finalmente decidiò retornar a Centroamerica.
Aquì presentamos algunos de sus textos...(lole, mandanos mas!!)


Nada sino el cincel de tu soberbia
labro esta lápida en la que dormimos
nuestra muerte, un hecho ya
sin pretensiones ni testigos que se duele
de un olvido molesto que no
nos nombra y no nos deja

nada sino el pincel de mi silencio
pudo sacarle colores y vaciar el cuadro
de lo que alguna vez fuimos,
siempre una pareja inhóspita
pactando las dimensiones
eclipsando los significados

toque de queda en mi corazón
tu nombre fue asesinado frente a mi puerta

...

Y un cuento...

Javier y sus razones

Javier recuerda el día exacto en que apareció aquel extraño signo que lo perseguiría el resto de su vida. Era un domingo de enero, de esos que en Lima empujan a la barrida rumbo al mar, las piscinas municipales o al menos, entre los amantes del alcohol, (club de cual formaría parte más adelante) al bar de siempre. Es justo anotar que nunca tuvo una inclinación por subir a los árboles, ni por buscar insectos entre las plantas, pero por alguna razón que solo él y su infancia conocen, le gustaba estar en el pequeño patio explorando los pasajes entre la imaginación y los descubrimientos de su cuerpo o las cosas viejas que su madre apilaba en un rincón, al que llamaba bodega. Ese día, luego de estudiar una a una las fotos de su libro preferido -un viejo atlas regalo del abuelo- salió de su cuarto, atravesó corriendo el pasillo, dobló por la cocina y se detuvo bajo el sol de un cielo intermitentemente nublado. Sus hermanos que ya estaban jugando en el patio lo invitaron a participar. Leyes de la física, funciones del reino vegetal o pura mala suerte, nunca lo sabremos, lo cierto es que antes que Javier pudiera contestar que si o que no, le cayó un aguacate en la cabeza. Todos se rieron. Lo peor y lo mejor (esto se verá más adelante) es que no sería el único ni el último aguacate en viaje hacia un golpe inevitable. De ahí en más, el fruto aparecería cada dos por tres.
La infancia transcurrió entre los viajes desde su libro, el rigor de las escuelas sobrias y las observaciones de la casa, siempre tan cambiante, entre adornos nuevos y personas extrañas que aparecían con cara de familia y que pasaban a formar parte de los relatos fantásticos que luego se contaban en alguna habitación abandonada, a la hora de las siestas obligadas. Mientras tanto, en cualquier lugar y sin previo aviso los aguacates seguía cayendo, bajo la mirada ya acostumbrada de todos e incluso de él mismo. De alguna manera fue aceptando con resignación y curiosidad su suerte que, con los años iría teniendo nuevos matices.
A la edad de trece, la cosa empezó a preocuparle. Un día cuando estaba leyendo en el parque y sintió el impacto tan conocido. Miró la fruta de un verde brillante a menos de un metro de distancia y trató de escupirla sin éxito. El viento que soplaba fuerte, se llevó la saliva aun más lejos. Volvió a la lectura hasta que un párrafo más adelante recordó que ahí no había árboles de aguacate, por lo cual evidentemente alguien se lo había tirado, pero quién, sí allí solo estaba él y una pareja de viejitos, en la esquina donde vendían helados, lejos de su banco.
Una semana más tarde, le cayó otro mientras se bañaba y dos días más tarde, otro mientras dormía, con lo cual entendió que su relación con aquel globito verde era tan especial que, no necesitaba siquiera de una rama sobre su cabeza. Recordó que su padre había dicho que la adolescencia trae cambios importantes y atribuyó lo sucedido a leyes de la biología de las que nadie hablaba como si las relaciones entre la pubertad y el mundo vegetal fuesen un tabú. Con un valor desconocido decidió que si uno aprende a dominar el pelo, la vergüenza y la puntería, podría aprender a dominar esa rara costumbre con lo cual al cabo de varios meses, mientras muchos chicos repetían trabalenguas complicadísimos o exhibían sus trucos con la bicicleta, Javier se limitaba a preguntar ¿quieren ver como me cae un aguacate en la cabeza, ha, quieren ver?, y ante la mirada desafiante de un público improvisado, aparecía de la nada ese regalo ovalado, motivo del asombro en sus amigos y por qué no decirlo, de las primeras miradas sexuales, imposibles de explicar, en aquellas mujeres que empezaban también a dominar el arte de la invitación y el rechazo, tantas veces confundidos.
Y los ejemplos siguen. En un examen de geografía el golpe de un aguacate le acercó el nombre del río que tenía en la punta de la lengua. Otro aguacate le sirvió para ahuyentar a un perro rabioso. En un viaje al mar con unos amigos, les robaron toda la plata que llevaban encima, con lo cual tuvieron que vender una gran cantidad de aguacates para sumar los pasajes de vuelta. Incluso el amor y sus consecuencias, se vieron beneficiados cuando en una oportunidad, al encontrase con Julia, su amor posiblemente imposible, un aguacatazo de los que no esperaba, le dio el valor para arriesgar un beso y ganarse la indiferencia eterna de aquella mujer y con ello, las más diversas sensaciones de dolor que le permitieron debutar en el oficio de la escritura.
Ya Javier creció, cambió de gustos y de países. Muchas cosas de su pasado fueron quedando atrás en una memoria silenciada, también los aguacates. Leyes de la sociología diría su padre. Así, mutó por gustos y países, ahora maneja un auto, tiene canas, cocina, lee en ingles y sabe decir te extraño. Trabaja con su hermano en un negocio de Internet donde él maneja una computadora de las viejas, esas donde aparecen las letras en verde. El dice que se usan para programar, pero para mi que es pura nostalgia por el color, pobre. Quizás por eso, ahora que se va a casar, me llamó la atención no encontrar en la lista de regalos la opción, aguacate. Cada cronopio con sus famas y sus esperanzas.

...

Para algunos peces el cielo ha de ser un misterio,
para algunos pájaros el mar una utopía

esa húmeda frontera
aquel exceso de libertad
el agua que te lleva
el viento que te mueve

conocer ambos mundos se paga con dolor,
la velocidad como el coraje tiene su precio,
y el corazón torpe lo sabe, pero qué más da,
si el viento nos seca y el agua nos ahoga

en el otro lado estamos nosotros pero al revés,
el pez vuela por tres segundos, el pájaro nada por un instante,

son tres segundos, quizás cuatro,
pero la vida no vuelve a ser la misma,
lo que se vio arriba y abajo para cada uno
quedó tatuado en esa pequeña pupila,

así el cielo crece,
así el mar se agranda

ellos dicen que en el cielo hay peces exiliados
ellos juran que en el mar hay pájaros presos.

H.I.J.O.S ALTO VALLE

Estoy publicando esta propuesta de H.I.J.O.S ALTO VALLE porque creo que vale la pena colaborar desde donde estemos. Aquellos que puedan hacerlo economicamente se les agradecerá de todo corazon.
Ademas considero que vale la pena rescatar el compromiso que estos compañeros han asumido en el sur junto a nuestras queridas madres de Neuquen,desde hace años, siempre junto a los mas excluidos,los niños mas humildes,los familiares de las victimas de los triples crimenes, los presos politicos, los trabajadores de zanon entre otros.
Cabe destacar que estos compañeros no reciben ningun tipo de subsidio ni ayuda economica por parte del gobierno nacional ni provincial.siguen laburando con la gente en la calle.
Un abrazo para todos ellos a quienes considero mis compañeros,y para aquellos que quieran colabrorar con este emprendimiento.


COMPAÑERAS/COMPAÑEROS, ORGANIZACIONES, AMIGAS/OS, CONOCIDOS:

HEMOS LANZADO NUESTRO PROYECTO A DIFUSIÓN PARA CUANDO COMIENCE EL 1º JUICIO A LOS GENOCIDAS, QUE SE DESARROLLARA EN NEUQUEN CAPITAL A PARTIR DE LA 1º QUINCENA DE AGOSTO.
HEMOS ELEGIDO TRABAJAR DURANTE EL JUICIO EN LAS AFUERAS DEL RECINTO, COHERENTE CON EL TRABAJO QUE VIENE DESARROLLANDO NUESTRA ORGANIZACIÓN DESDE HACE 13 AÑOS. CONFIANDO SOLAMENTE EN LA ORGANIZACIÓN Y LA LUCHA, Y FUNDAMENTALMENTE EN LA MOVILIZACIÓN EN LA CALLE.
ESTO NO QUIERE DECIR QUE NO VAMOS A ACOMPAÑAR EN EL RECINTO A NUESTRAS MADRES DE NEUQUEN Y ALTO VALLE, Y A LAS VÍCTIMAS Y TESTIGOS QUE DEBERÁN AFRONTAR ESTA DIFÍCIL TAREA.
CONVENCIDOS QUE CON LOS JÓVENES, COMO LO ERAN NUESTROS VIEJOS, VAMOS A CAMBIAR EL MUNDO!, HEMOS ELABORADO UNA PROPUESTA PEDAGÓGICA A DESARROLLAR EN LAS ESCUELAS PRIMARIAS, MEDIAS Y TERCIARIAS, DEL ALTO VALLE. PARA PODER LLEGAR A TODAs/OS ELLOS VAMOS A IMPRIMIR 2000 EJEMPLARES DE LA PROPUESTA QUE SE LLAMA "JUSTICIA CON VOS"...
ES EN ESE SENTIDO QUE HEMOS enviado EL PEDIDO DE COLABORACIÓN:
- POR UN LADO DE DINERO PARA PODER IMPRIMIR ESTOS 2000 EJEMPLARES, LOS CUALES MAÑANA ENTRAN A LA IMPRENTA, Y para garantizar LOS DISTINTOS ELEMENTOS NECESARIOS PARA QUE LAS ESCUELAS PARTICIPEN CON SUS PROPUESTAS EN LAS AFUERAS DEL JUICIO (MURALEADAS, OBRAS DE TEATRO, PEGATINAS, PINTADAS, COLGAR SUS PRODUCCIONES, ETC.)
- POR OTRO LADO DE CUERPOS, ES DECIR, DEL COMPROMISO EN ACCION YA QUE ES MUCHA LA TAREA Y DURANTE UN TIEMPO PROLONGADO (SE ESTIMA QUE EL JUICIO DURARA UNOS 5-6 MESES).
ESPERAMOS QUE ESTO ALLA ACLARADO EL CORREO MASIVO DE PEDIDO DE COLABORACIÓN QUE HEMOS ENVIADO.

PEDIMOS QUE SE CONTACTEN CON NOSOTRA/OS PARA PODER COORDINAR EL ENVÍO DE DINERO (CUENTA BANCARIA, para los que no son de la zona) Y EMPEZAR A ARMAR LOS GRUPOS DE TRABAJO PARA EL INCIO DEL JUICIO.
LASOS ESPERAMOS, UN ABRAZO PARA TODAS/OS Y YA NOS SENTIMOS MUY ACOMPAÑADOS A TRAVES DE LOS CORREOS Y LLAMADOS RECIBIDOS.



H.I.J.O.S.

Hijos por la Identidad y la Justicia contra el Olvido y el Silencio
ALTO VALLE


Contacto:
hijosaltovalle@infovia.com.ar

Teléfonos:
0299-4791200

Tuesday, July 15, 2008

BALADA DEL BOLUDO poema de Isidoro Blaisten



Por mirar el otoño
perdía el tren del verano,
usaba el corazón en la corbata,
se subía a una nube,
cuando todos bajaban.


Su madre le decía:
no mires las estrellas para abajo,
no mires la lluvia desde arriba,
no camines las calles con la cara
que ensucias la camisa;
no lleves tu corazón bajo la lluvia,
que se moja;
no des la espalda al llanto;
no vayas vestido de ventana;
no compres ningún tílburi en desuso.


Mirá tu primo, el recto,
que duerme por las noches.
Mirá tu tío, el justo,
que almuerza y se sonríe.
Mirá tu primo, el probo,
puso un banco en el cielo.
Tu cuñado, el astuto,
que ahora alquila la lluvia.
Tu otro primo, el sagaz,
que es gerente en la luna.


Tienes razón, mamá,
dijo el boludo.
Y se bebió una rosa.
No seré más boludo.
Y se bajó del viento.
Seré astuto y zahorí.
Y dio vuelta una estrella para abajo.
Y se metió en el subte.
Y quedaron las gaviotas en el río.


Entonces vinieron los parientes ricos
y le dijeron:
-Eres pobre, pero ningún boludo.
Y el boludo fue ningún boludo.
Y quemaba en las plazas
las hojas que molestan en otoño.
Y llegó fin de mes,
cobró su primer sueldo
y se compró cinco minutos de boludo.


Entonces vinieron las fuerzas vivas
y le dijeron:
-Has vuelto a ser boludo, boludo.
-Seguirás siendo siempre el mismo boludo.
-Seguirás siendo el mismo boludo siempre.
-Seguirás siendo un boludo siempre.


-Debes dejar de ser boludo, boludo.
Y, medio boludo,
con esos cinco minutos de boludo,
dudaba entre ser ningún boludo
o seguir siendo boludo para siempre.
Y subió las escaleras para abajo,
hizo un hoyo en la tierra,
miraba las estrellas.
La gente le pisaba la cabeza,
le gritaba: ¡boludo!
Y él seguía mirando a través de los zapatos.


Entonces
vino un alegre y le dijo: Boludo alegre.
Vino un pobre y le dijo: Pobre boludo.
Vino un triste y le dijo: Triste boludo.
Vino un pastor protestante y le dijo: Reverendo boludo.
Vino un cura católico y le dijo: Sacrosanto boludo.
Vino un rabino judío y le dijo: Judío boludo.
Vino su madre y le dijo: Hijo, no seas boludo.
Vino una mujer de ojos azules y le dijo:
Te quiero.

FERIA DEL LIBRO EN EL IMPA

El domingo pasado estuvimos participando de la feria del libro independiente en el IMPA. una fabrica ocupada por sus trabajadores, a quienes en este momento quieren desalojar.
En la feria ofrecimos nuestros libros del SURI PORFIADO y compartimos lindos momentos con el resto de los editores y artistas.

Friday, July 11, 2008

ERNESTO CARDENAL


Al perderte yo a ti tú y yo hemos perdido:
yo porque tú eras lo que yo más amaba
y tú porque yo era el que te amaba más.
Pero de nosotros dos tú pierdes más que yo:
porque yo podré amar a otras como te amaba a ti
pero a ti no te amarán como te amaba yo.

EPIGRAMAS:

Te doy, Claudia, estos versos, porque tú eres su dueña.
Los he escrito sencillos para que tú los entiendas.
Son para ti solamente, pero si a ti no te interesan,
un día se divulgarán tal vez por toda Hispanoamérica
Y si al amor que los dictó, tú también lo desprecias,
otras soñarán con este amor que no fue para ellas.
Y tal vez verás, Claudia, que estos poemas,
(escritos para conquistarte a ti ) despiertan
en otras parejas enamoradas que los lean
los besos que en ti no despertó el poeta.


Cuídate, Claudia, cuando estés conmigo,
porque el gesto más leve cualquier palabra, un suspiro
de Claudia, el menor descuido,
tal vez un día lo examinen eruditos,
y este baile de Claudia se recuerde por siglos.

Claudia, ya te lo aviso.


De estos cines, Claudia, de estas fiestas,
de estas carreras de caballos,
no quedará nada para la posteridad
sino los versos de Ernesto Cardenal para Claudia
(si acaso)
y el nombre de Claudia que yo puse en esos versos
y los de mis rivales, si es que yo decido rescatarlos
del olvido, y los incluyo también en mis versos
para ridiculizarlos.


Esta será mi venganza:
Que un día llegue a tus manos el libro de un poeta famoso
y leas estas líneas que el autor escribió para ti
y tú no lo sepas.


Me contaron que estabas enamorada de otro
y entonces me fue a mi cuarto
y escribí ese artículo contra el Gobierno
por el que estoy preso.


Imitación de Propercio

Yo no canto la defensa de Stalingrado
ni la campaña de Egipto
ni el desembarco de Sicilia
ni la cruzada del Rhin del general Eisenhower:

Yo sólo canto la conquista de una muchacha.

Ni con las joyas de la Joyería Morlock
ni con perfumes de Dreyfus
ni con orquídeas dentro de su caja de mica
ni con cadillac
sino solamente con mis poemas la conquisté.

Y ella me prefiere, aunque soy pobre, a todos los millones de Somoza.


De pronto suena en la noche una sirena
de alarma, larga, larga,
el aullido lúgubre de la sirena
de incendio o de la ambulancia blanca de la muerte,
como el grito de la cegua en la noche,
que se acerca y se acerca sobre las calles
y las casas y sube, sube, y baja
y crece, crece, baja y se aleja
creciendo y bajando. No es incendio ni muerte:
Es Somoza que pasa.


Hay un lugar junto a la laguna de Tiscapa
--un banco debajo de un árbol de quelite--
que tú conoces (aquella a quien escribo
estos versos, sabrá que son para ella).
Y tú recuerdas aquel banco y aquel quelite;
la luna reflejada en la laguna de Tiscapa,
las luces del palacio del dictador,
las ranas cantando abajo en la laguna.
Todavía está aquel árbol de quelite;
todavía brillan las mismas luces;
en la laguna de Tiscapa se refleja la luna;
pero aquel banco esta noche estará vacío,
o con otra pareja que no somos nosotros.


Yo he repartido papeletas clandestinas,
gritado: VIVA LA LIBERTAD! En plena calle
desafiando a los guardias armados.
Yo participé en la rebelión de abril:
pero palidezco cuando paso por tu casa
y tu sola mirada me hace temblar.

Wednesday, July 09, 2008

JORGE BOCCANERA



Oasis

Caminé por el desierto de tu lengua.
De cada polvareda hice un recuerdo grato.
De una piedra redonda, un amuleto.
De las verdes tormentas hice un bosque.
De cuatro lagartijas, un amigo.
Caminé,
¿Para qué?
Si el que habla de estas cosas es apenas el viudo de tu lengua.
¿Para qué?Caminé,
Caminé.
El bosque, el amuleto, el amigo, el recuerdo, son puñados de polvo.

¡Tanto excavar por una sola perla de agua!
¡Todo mi harén es una Sordomuda!

Tuesday, July 08, 2008

A pedido de los amigos...un poeta


lUIS ALBERTO SPINETTA

Los Libros de La Buena Memoria

El vino entibia sueños al jadear
Desde su boca de verdeado dulzor
Y entre los libros de la buena memoria
Se queda oyendo como un ciego frente al mar.

Mi voz le llegará
Mi boca también
Tal vez le confiare
Que eras el vestigio del futuro.

Rojas y verdes luces del amor
Prestidigitan bajo un halo de rush
Que sombra extraña te oculto de mi guiño
Que nunca oiste la hojarasca crepitar?

Pues yo te escribiré
Yo te hare llorar
Mi boca besará
Toda la ternura de tu acuario.

Mas si la luna enrojeciera en sed
O las impalas recorrieran tu estante
No volverías a truinfar en tu alma?
Yo se que harías largos viajes por llegar.

Parado estoy aquí
Esperándote
Todo se oscureció
Ya no se si el mar descansará...

Habra crecido un tallo en el nogal
La luz habra tiznado gente sin fe
Esta botella se ha vaciado tan bien
Que ni los sueños se cobijan del rumor.

Licor no vuelvas ya
Deja de reir
No es necesario más
Ya se ven los tigres en la lluvia .


BAJAN

Tengo tiempo
para saber si lo que sueño
concluye en algo
No te apures ya más, loco
porque es entonces cuando las horas
bajan, el día es vidrio sin sol
bajan,la noche te oculta la voz
y además vos querés sol
despacio también podés hallar la luna

Viejo roble
del camino
Tus hojas siempre se agitan algo
Nena nena
que bien te ves
cuando en tus ojos no importa si las horas
bajan, el día se sienta a morir
bajan la noche se nubla sin fin
y además vos sos el sol
despacio también podés ser la luna


Barro tal vez

Si no canto lo que siento
me voy a morir por dentro
he de gritarle a los vientos hasta reventar
aunque sólo quede tiempo en mi lugar
si quiero me toco el alma
pues mi carne ya no es nada
he de fusionar mi resto con el despertar
aunque se pudra mi boca por callar
ya lo estoy queriendo
ya me estoy volviendo
canción barro tal vez....
y es que esta es mi corteza
donde el hacha golpeará
donde el río secará para callar
ya me apuran los momentos
ya mi sien es un lamento
mi cerebro escupe ya el final del historial
del comienzo que tal vez reemprenderá
si quiero me toco el alma
pues mi carne ya no es nada
he de fusionar mi resto con el despertar
aunque se pudra mi boca por callar
ya lo estoy queriendo
ya me estoy volviendo canción
barro tal vez...
y es que esta es mi corteza
donde el hacha golpeará
donde el río secará para callar


Plegaria para un niño dormido

Plegaria para un niño dormido
Quizás tenga flores en su ombligo
Y además en sus dedos que se vuelven pan
Barcos de papel sin altamar.
Plegaria para el sueño del niño
Donde el mundo es un chocolatín.
Adonde vas
Mil niños dormidos que no están
Entre bicicletas de cristal.
Se ríe el niño dormido
Quizás se sienta gorrión esta vez
Jugueteando inquieto en los jardines de un lugar
Que jamás despierto encontrará.
Que nadie, nadie, despierte al niño
Déjenlo que siga soñando felicidad
Destruyendo trapos de lustrar
Alejándose de la maldad.
Se ríe el niño dormido
Quizás se sienta gorrión esta vez
Jugueteando inquieto en los jardines de un lugar
Que jamás despierto encontrará.
Plegaria para un niño dormido
Quizás tenga flores en su ombligo
Y además en sus dedos que se vuelven pan
Barcos de papel sin altamar.

Thursday, July 03, 2008

COLOMBIA!!!!!

Gentileza de Lucelly Mañosca....









NOEMI NAON

Esta es una de las tantas obras textiles de Noemi Naón, artista patagonica de reconocida labor artistica y ardua labor social (mi vieja para los amigos).
Esta obra como pueden ver, es un homenaje a todas las madres del mundo y en especial a nuestras madres de plaza de mayo.
para ver el resto de sus obras pueden entrar a www.artetextilnaon.blogspot.com o escribirle personalmente a noebutterfly@yahoo.com.ar
Esta obra mide 1 metro de ancho por 0.70 de alto
(para ver mejor la obra hagan click sobre la imagen)

FOTOS DE GUSTAVO GERMANO

Los nuestros...los desaparecidos(si hacen click sobre las fotos podran verlas mejor)










IDEA VILARIÑO


Idea Vilariño (n. 18 de agosto de 1920, Montevideo) poeta, ensayista y crítica literaria uruguaya perteneciente al grupo de escritores denominado Generación del 45, en la que pueden ubicarse también Juan Carlos Onetti, Mario Benedetti, Sarandy Cabrera, Carlos Martínez Moreno, Ángel Rama, Carlos Real de Azúa, Carlos Maggi, Alfredo Gravina, Mario Arregui, Amanda Berenguer, Humberto Megget, Emir Rodríguez Monegal y José Pedro Díaz entre otros. Dentro de sus facetas menos conocidas se encuentran la de traductora, compositora y docente.




YA NO

Ya no será,
ya no viviremos juntos, no criaré a tu hijo
no coseré tu ropa, no te tendré de noche
no te besaré al irme, nunca sabrás quien fui
por qué me amaron otros.

No llegaré a saber por qué ni cómo, nunca
ni si era de verdad lo que dijiste que era,
ni quién fuiste, ni qué fui para ti
ni cómo hubiera sido vivir juntos,
querernos, esperarnos, estar.

Ya no soy más que yo para siempre y tú
Ya no serás para mí más que tú.
Ya no estás en un día futuro
no sabré dónde vives, con quién
ni si te acuerdas.

No me abrazarás nunca como esa noche, nunca.
No volveré a tocarte. No te veré morir.



UN HUÉSPED

No sos mío
no estás
en mi vida
a mi lado
no comés en mi mesa
ni reís ni cantás
ni vivís para mí.

Somos ajenos
túy yo misma
y mi casa.

Sos un extraño
un huésped
que no busca no quiere
más que una cama
a veces.

Qué puedo hacer
cedértela
pero yo vivo sola.


SI MURIERA ESTA NOCHE...

Si muriera esta noche
si pudiera morir
si me muriera
si este coito feroz
interminable
peleado y sin clemencia
abrazo sin piedad
beso sin tregua
alcanzara su colmo y se aflojara
si ahora mismo
si ahora
entornando los ojos me muriera
sintiera que ya está
que ya el afán cesó
y la luz ya no fuera un haz de espadas
y el aire ya no fuera un haz de espadas
y el dolor de los otros y el amor y vivir
y todo ya no fuera un haz de espadas
y acabara conmigo
para mí
para siempre
y que ya no doliera
y que ya no doliera.

FERNANDO PESSOA


TABAQUERÍA

No soy nada.
Nunca seré nada.
No puedo querer ser nada.
A parte de eso, tengo en mí todos los sueños del mundo.
Ventanas de mi cuarto,
De mi cuarto de uno de los millones en el mundo que nadie sabe
quién es
(Y si supiesen, ¿qué sabrían?),
Dais al misterio de una calle cruzada constantemente por gente,
A una calle inaccesible a todos los pensamientos,
Real, imposiblemente real, cierta, desconocidamente cierta,
Con el misterio de las cosas bajo las piedras y los seres,
Con la muerte que mancha de humedad las paredes y hace
blancos los cabellos de los hombres,
Con el Destino que conduce la carroza de todo por el camino de
nada.
Estoy hoy vencido, como si supiese la verdad.
Estoy hoy lúcido, como si estuviese por morir,
Y no tuviese más hermandad con las cosas
Que la de una despedida, tornándose esta casa a este lado de la
calle
La hilera de vagones de un tren, y el silbido de una partida
Dentro de mi cabeza,
Y una sacudida de mis nervios y un chirriar de huesos al arrancar.
Estoy hoy perplejo, como quien pensó y halló y olvidó.
Estoy hoy dividido entre la lealtad que debo
A la Tabaquería del otro lado de la calle, como cosa real por fuera,
Y a la sensación de que todo es sueño, como cosa real por dentro.
Fallé en todo.
Como no hice ningún propósito, tal vez todo fuese nada.
El aprendizaje que me dieron,
Descendí por la ventana trasera de la casa.
Fui al campo con grandes propósitos.
Pero allí sólo encontré yerbas y árboles,
Y cuando había gente era igual a la otra.
Me retiro de la ventana y me siento en una silla. ¿En qué he de
pensar?
¿Qué sé yo lo que seré, yo, que no sé lo que soy?
¿Ser lo que pienso? ¡Pienso ser tanta cosa!
¡Y hay tantos que piensan ser la misma cosa que no puede haber
tantos!
¿Genio? En este momento
Cien mil cerebros se piensan en sueños genios como yo,
Y la historia no señalará, ¿quién sabe? ni a uno,
No habrá sino un muladar para tantas futuras conquistas.
No, no creo en mí.
¡En todos los manicomios hay tantos locos deschavetados con
tantas certezas!
Yo, que no tengo ninguna certeza, ¿soy más cierto o menos cierto?
No, ni en mí...
¿En cuántas buhardillas y no buhardillas del mundo
No están en esta hora genios-para-sí-mismos soñando?
¿Cuántas aspiraciones altas y nobles y lúcidas—
Sí, verdaderamente altas y nobles y lúcidas—,
Y quién sabe si realizables,
¿Nunca verán la luz del sol real ni hallaran oídos de nadie?
El mundo es de quien nace para conquistarlo
Y no para quien sueña que puede conquistarlo, aunque tenga
razón.
He soñado más que Napoleón.
He abrazado contra el pecho hipotético más humanidades que
Cristo.
Hice filosofías en secreto que ningún Kant escribió.
Pero soy, y tal vez seré siempre, el de la buhardilla,
Aunque no viva en ella;
Seré siempre el que no nació para esto,
Seré siempre sólo el que tenía cualidades;
Seré siempre el que esperó que le abriesen la puerta al pie
de una pared sin puerta,
Y cantó la cantiga del Infinito en un gallinero,
Y escuchó la voz de Dios en un pozo cegado.
¿Creer en mí? No, ni en nada.
Que me derrame la Naturaleza sobre la cabeza ardiente
Su sol, su lluvia, el viento que me despeina,
Y lo demás que venga si viene o que tenga que venir, o que no
venga.
Esclavos cardíacos de las estrellas,
Conquistamos todo el mundo antes de levantarnos de la cama;
Pero nos despertamos y él es opaco,
Nos levantamos y es ajeno,
Salimos de casa y es la tierra entera,
Más el sistema solar y la Vía Láctea y lo Indefinido.
(Come chocolates, niña;
¡Come chocolates!
Mira que no hay más metafísica en el mundo que la de los
chocolates.
Mira que todas las religiones no enseñan más que la confitería.
¡Come, niña sucia, come!
¡Si pudiera yo comer chocolates con la misma verdad con que tú
los comes!
Pero yo pienso y, al quitarles el papel plateado, que es de estaño,
Arrojo todo al suelo, como tiré la vida.)
Pero queda al menos de la amargura de lo que nunca seré
La caligrafía rápida de estos versos,
Pórtico hendido hacia lo Imposible.
Pero al menos dedico a mí mismo un desprecio sin lágrimas,
Noble al menos por el gesto amplio con que arrojo
La ropa sucia que soy, sin motivo, para el decurso de las cosas,
Y me quedo en casa sin camisa.
(Tú que consuelas, que no existes y por eso consuelas,
O diosa griega, concebida como estatua con vida,
O patricia romana, imposiblemente noble y nefasta,
O princesa de trovadores, gentilísima y colorida,
O marquesa del siglo dieciocho, escotada y distante,
O cocotte célebre del tiempo de nuestros padres,
O no sé qué moderno —no concibo bien qué—,
Todo eso, sea lo que fuera, lo que sea, si puede inspirar ¡qué
inspire!
Mi corazón es un balde vacío.
Como invocan espíritus los que invocan espíritus me invoco
Me invoco a mí mismo y nada encuentro.
Me acerco a la ventana y veo la calle con una nitidez absoluta.
Veo las tiendas, veo las aceras, veo los coches que pasan.
Veo los entes vivos vestidos que se cruzan,
Veo los perros que también existen,
Y todo esto me pesa como un condena al destierro,
Y todo esto es extranjero, como todo.)
Viví, estudié, amé y hasta creí,
Y hoy no hay mendigo al que no envidie sólo por no ser yo.
En cada uno miro los andrajos y las llagas y la mentira,
Y pienso: tal vez nunca hayas vivido ni estudiado ni amado ni
creído
(Porque es posible hacer la realidad de todo eso sin hacer
nada de eso);
Tal vez hayas existido apenas, como un lagarto a quien cortan
la cola
Y que es cola más acá del lagarto que se retuerce.
Hice de mí lo que no supe,
Y lo que pude hacer de mí no lo hice.
Vestí un disfraz equivocado.
Me tomaron enseguida por quien no era, y no lo desmentí, y me
perdí.
Cuando quise arrancarme la máscara,
Estaba pegada a la cara.
Cuando la arrojé y me vi en el espejo,
Ya había envejecido.
Estaba borracho, y no sabía vestir el disfraz que no me había
quitado.
Arrojé la mascara y dormí en el vestidor
Como un perro tolerado por la gerencia
Por ser inofensivo
Y voy a escribir esta historia para probar que soy sublime.
Esencia musical de mis versos inútiles,
quién pudiera encontrarte como cosas que yo hice,
Y no quedarme siempre enfrente de la Tabaquería de enfrente,
Pisoteando la conciencia de estar existiendo,
Como un tapete con el que tropieza un borracho
O la esterilla que los gitanos roban y no vale nada.
Pero el Dueño de la Tabaquería se asomó a la puerta y se quedó
en ella.
Lo miro con la incomodidad de la cabeza torcida
Y con la incomodidad de una alma que mal entiende.
Él morirá y yo moriré.
Él dejará el letrero, yo dejaré versos.
Y un día morirá el letrero y también mis versos.
Después morirá la calle donde estuvo el letrero,
Y la lengua en que fueron escritos los versos.
Morirá después el planeta girante en que todo esto sucedió.
En otros satélites de otros sistemas cualquier cosa como nosotros
Continuará haciendo cosas como versos y viviendo debajo de las
cosas como letreros,
Siempre una cosa frente a otra,
Siempre una cosa tan inútil como la otra.
Siempre lo imposible tan estúpido como lo real,
Siempre el misterio del fondo tan cierto como el sueño del
misterio de la superficie,
Siempre ésta o aquella cosa o ni una ni la otra cosa.
Pero un hombre entró en la Tabaquería (¿a comprar tabaco?),
Y la realidad plausible cae de repente sobre mí.
Me incorporo a medias enérgico, convencido, humano,
Y voy a intentar escribir estos versos en los que digo lo contrario.
Enciendo un cigarro al pensar en escribirlos
Y saboreo en el cigarro la liberación de todos los pensamientos.
Sigo el humo como mi camino,
Y gozo, en un momento sensitivo y adecuado,
La liberación de todas las especulaciones
Y la conciencia de que la metafísica es la consecuencia de una
indisposición.
Después me reclino en la silla
Y sigo fumando.
Seguiré fumando hasta que el Destino me lo permita.
(Si me casase con la hija de mi lavandera
Tal vez sería feliz.)
Visto esto, me levanto de la silla. Me acerco a la ventana.
El hombre salió de la Tabaquería (¿guarda el cambio en el bolsillo
del pantalón?).
Ah, lo conozco: es Esteves sin metafísica.
(El Dueño de la Tabaquería llegó a la puerta.)
Como por un instinto divino, Esteves se volvió y me vio.
Hizo una señal de adiós, le grité ¡Adiós, Esteves!, y el universo
Se reconstruye en mí sin ideal ni esperanza, y el Dueño de la
Tabaquería sonrió.


SI MUERO PRONTO

Si muero pronto,
Sin poder publicar ningún libro,
Sin ver la cara que tienen mis versos en letras de molde,
Ruego, si se afligen a causa de esto,
Que no se aflijan.
Si ocurre, era lo justo.

Aunque nadie imprima mis versos,
Si fueron bellos, tendrán hermosura.
Y si son bellos, serán publicados:
Las raíces viven soterradas
Pero las flores al aire libre y a la vista.
Así tiene que ser y nadie ha de impedirlo.
Si muero pronto, oigan esto:
No fui sino un niño que jugaba.
Fui idólatra como el sol y el agua,
Una religión que sólo los hombres ignoran.
Fui feliz porque no pedía nada
Ni nada busqué.
Y no encontré nada
Salvo que la palabra explicación no explica nada.

Mi deseo fue estar al sol o bajo la lluvia.
Al sol cuando había sol,
Cuando llovía bajo la lluvia
(Y nunca de otro modo),
Sentir calor y frío y viento
Y no ir más lejos.

Quise una vez, pensé que me amarían.
No me quisieron.
La única razón del desamor:
Así tenía que ser.

Me consolé en el sol y en la lluvia.

Me senté otra vez a la puerta de mi casa.
El campo, al fin de cuentas, no es tan verde
Para los que son amados como para los que no lo son:
Sentir es distraerse.


TODO, MENOS EL TEDIO, ME DA TEDIO...

Todo menos el tedio me da tedio.
Quiero sin tener sosiego sosegar.
Tomar la vida todos los días
Como un remedio,
De esos remedios que hay para tomar.
Tanto aspiré, tanto soñé que tanto
De tantos tantos me hizo nada en mí
Mis manos quedaron frías
Sólo de aguardar el encanto
De aquel amor que las calentara al fin.
Frías, vacías, Así.