Monday, February 15, 2010

Salvador "lole" García



SALVADOR,el Lole, es escritor, fotógrafo, antropólogo y sobre todo un gran amigo para quienes lo conocemos.Naciò en Argentina pero viviò la mayor parte de su vida en Nicaragua, pais al que arribaron sus padres luego del exilio del 76.
Volviò a Argentina en los noventa, se quedò unos años, formò parte de la agrupaciòn H.I.J.O.S(donde muchos de nosotros lo conocimos)regresó a Nicaragua y actualmente se encuentra de visita en Buenos Aires.

Aquì presentamos algunos de sus textos...

EL HOMBRE PREGUNTA...

El hombre pregunta
el hombre pregunta si puede decirlo

sabe que las palabras son pájaros transparentes
que toman el color del corazón
al otro lado

migran en busca de una sonrisa
recolectan el polen del recuerdo

a pesar de la duda
el hombre respira te extraño
y abre la ventana para que vuelen


EL SILENCIO
la mitad de lo que quiero decirte
está guardada en el silencio, no verá
la luz nunca, no será música

Si escribo tu nombre cada letra
debe atravesar el desierto de la ausencia
sobrevivir a lo efímero, volver a creer
en el veneno del amor que sostiene tu mirada

soy también lo que queda, un silencio
truncado por otro silencio

podría escribir la noche entera y al día siguiente
y el otro y así toda la vida,
y sé que aún me haría falta una noche más
y el día siguiente y otra vida sin decirte nada
para contarte lo que siento

el tiempo a tu lado duplica la existencia
pero las palabras -como el amor- sólo tienen un momento,
si te digo te quiero sabrás entender
siempre te quiero dos veces.

...

VI
El corazón da vueltas en sentido contrario
el tiempo es una daga
que no quiere latir más tu nombre

¿quién reanuda las amarras que corto,
de este puente sin orilla?

en la distancia
la luz de tus ojos viene como una estrella apagada
viajando por la memoria hacia ninguna parte

Tango
Quien no haya pasado un invierno en Buenos Aires
y en ese invierno la vida no lo arrinconó
en una esquina cualquiera
entre curdo y nostálgico

quien no haya sentido un dolor en el aire
que viene de antes de uno, tropezando en los nombres,
disfrazado en calles, besos y copas

como un dolor de todos, una sombra heredada

quien no haya visto esas sombras tatuadas en su corazón,
entonces, no sabrá bien lo que es el tango

una voz que sólo es música de a ratos.

2 comments:

Sandra Toro said...

Me gusta mucho esa voz de Salvador. Gracias por acercarla.

Cíclopa said...

Bello,


saludos,

Natalia L.